+507269.35.52
+507 269.4663 / +507 264.3312
Noticias y Artículos Inicio / Noticias y Artículos / Cláusulas que pactan exclusividad en contratos de agencia y distribución en Panamá
alt="">

En la actualidad en Panamá los contratos de agencia y distribución en Panamá rige el principio de la libre contratación siempre y cuando no sean contrarios a la ley, la moral y el orden público.

 

Anteriormente, en nuestro país se reguló la representación, agencia y/o distribución de productos o servicios de fabricantes o firmas extranjeras y nacionales en la República de Panamá, a través del Decreto de Gabinete No. 344 de 31 de octubre de 1969. El citado Decreto permitía la inserción en el contrato respectivo de una cláusula que permitía una relación jurídica de exclusividad.

 

El Decreto de Gabinete mencionado fue declarado inconstitucional en 1989, por la Corte Suprema de Justicia, en vista de lo siguiente:

*El mismo propiciaba prácticas o convenios restrictivos al comercio con efectos negativos para los consumidores al limitar la acción de éstos a un número determinado de oferentes.

*Estableció una presunción de culpabilidad del fabricante y de inocencia a favor del agente, representante o distribuidor, en los casos de terminación del contrato.

*El Decreto era contrario a la igualdad jurídica de las personas ya que, antes del proceso correspondiente, presumía la culpabilidad del fabricante que hubiere cancelado o suspendido una relación de representación, agencia o distribución.

 

El Decreto derrogado estableció la indemnización que debía pagar el fabricante al representante o distribuidor en aquellos casos en que la terminación de la relación no se sustentaba en una justa causa de cancelación. Así, a manera de ejemplo, cuando la representación, agencia y/o distribución se hubiere prolongado por menos de cinco años, la indemnización equivalía al monto del promedio de las utilidades brutas anuales obtenidas por el representante, agente o distribuidor durante el periodo mencionado, respecto al producto en cuestión.

 

No obstante, estas disposiciones fueron derogadas y por lo tanto en Panamá no son exigibles las cláusulas que pactan exclusividad por considerarse prácticas o convenios restrictivos al comercio.